El servicio integral a autónomos y SL's mejor valorado

24 €

Autónomos todo incluido

65 €

Sociedades todo inluido

14 €

Gestión laboral

Alta de autónomo gratuita

Constitución de SL gratuita

Tu gestor fijo contabilizará tus operaciones y te asesorará

Presentación de impuestos para que pagues lo mínimo

El youtuber, la nueva cultura de creadores autónomos

Una de las actividades cuyo crecimiento económico se ha elevado exponencialmente y fijado la atención del sector en los últimos cinco años es, precisamente, una de las más autónomas en Internet. Hablamos de la figura del youtuber.

El negocio de los youtubers

Recientemente la revista americana de negocios y finanzas Forbes, que comenzó a seguirles la pista desde el 2015, publicó la lista de youtubers mejor pagados del 2017.

Las cifras son astronómicas, e incluso grotescas para algunos. Las 10 celebridades del mundo mejor pagadas acumularon, en conjunto, 127 millones de dólares (antes de gastos de representación e impuestos); lo que constituye un incremento del 80% respecto a los 70,5 del año anterior. DanTDM, como lo conocen sus 17 millones de seguidores, no sólo resultó ser el youtuber mejor pagado del mundo, con 16,5 millones de dólares, también, y con tan sólo 26 años, Daniel Robert Middleton es el mejor pagado de la historia.

El caso de DanTDM es apenas la punta del iceberg de un negocio que puede ser, evidentemente, muy lucrativo. Un negocio que se expande a ritmo avasallante apegándose a una fórmula elemental: a mayor número de visualizaciones más publicidad y a mayor publicidad más dinero. Y esto es sólo el comienzo. Porque en la medida que los youtubers ganan fama en la plataforma social, nuevos negocios tocan a sus puertas, lo que se traduce en más dinero.

YouTube y el negocio de ser Youtuber

Acerca de YouTube

Todos sabemos que YouTube es el portal de vídeos más grande del mundo. Un combo de entretenimiento, educación y red social. Lo que quizás no tantos sepan es que es el segundo sitio web más visitado después de Google; que posee más de mil millones de usuarios al mes; que cada minuto se suben 400 horas de contenido, lo que equivale a 65,7 años por día; que el 70% de su audiencia cree que los youtuber son los forjadores de la nueva cultura moderna; que es una de las aplicaciones más descargadas para iOS y Android, y que más del 50% de la audiencia proviene de dispositivos móviles.

YouTube no muestra sólo celebridades, sino que te permite transmitir tus propios videos, ganar dinero por ello y, porqué no, convertirte en una celebridad.
Si observamos hacia atrás, han pasado poco más de diez años desde que Youtube irrumpió en nuestros ordenadores en el 2005. Chad Hurley, Steve Chen y el propio Jawed Karim, el primer youtuber, dieron en el blanco con el portal de vídeos y se convirtieron en multimillonarios año y medio después, cuando Google adquirió la plataforma por 1.650 millones de dólares.

Al principio los números estuvieron en rojo. En consecuencia, Google comenzó a introducir publicidad a los vídeos para mantener a YouTube en línea. Es en el 2007, cuando es lanzado «YouTube Partners Program (YPP)», que comienza el fenómeno youtuber. El programa le ofrece a los autores un porcentaje de los anuncios que se desplieguen en sus vídeos, usualmente 45% para Google y 55% para el creador.

 

¿Qué es exactamente un youtuber?

En el término más amplio, es una persona que sube vídeos a Internet a través de YouTube para que otros los vean. Según esta definición, cualquiera de nosotros que haya colgado un vídeo en el portal es un youtuber. Pero en términos más precisos, un youtuber es aquel que periódicamente sube vídeos creados, producidos y, con frecuencia, presentados por él mismo y gana dinero por ello. En otras palabras, un profesional autónomo que genera contenidos audiovisuales para una audiencia en la famosa plataforma. Guionista, actor, director, productor, editor y técnico, todo al mismo tiempo.

¿Qué es un youtuber?

No todos los youtubers son iguales. Aunque los más populares son quienes presentan sus propios vídeos, existen otras maneras de convertirse en uno de ellos y generar ingresos. Los tutoriales suelen ser un contenido frecuentemente buscado, así como las series, vídeos animados para niños y videoclips musicales. Pero si hay algo en lo que todos ellos coinciden. Y es que, al tratarse de una actividad económica, el youtuber, una vez comience a percibir ingresos, necesitará darse de alta como autónomo en Hacienda (y también en la Seguridad Social si procede). En Gestoría Online somos especialistas en la gestión fiscal de los autónomos que se dedican a los negocios digitales.

¿De qué habla un youtuber?

Básicamente, de cualquier cosa. Los temas pueden ser infinitos. Los más populares deben su fama al humor. Hacer reír sigue siendo una estrategia infalible para alcanzar el éxito. HolaSoyGermán es un ejemplo de ello. El canal del chileno Germán Garmendia ha alcanzado, en apenas 6 años, más de 33 millones de suscriptores, convirtiéndolo en el tercer canal del portal con más seguidores y el primero de habla hispana. Con sus hilarantes sketches, el comediante, músico y escritor, obtiene ganancias que rondan los 50 mil dólares mensuales. Mientras que, con más de 27 millones de suscriptores, el español ElrubiusOMG, entre comedia y videojuegos, recibe alrededor de 20 mil dólares al mes.

De la lista publicada por Forbes, casi la mitad de los youtubers son, precisamente, gamers. Reproducen y narran videojuegos, hacen comentarios y ofrecen consejos y trucos a los espectadores; DanTDM es uno de ellos. Pero si hablamos de hispanohablantes Vegetta777 y TheWillyrex son un ejemplo más cercano de esta tendencia; los españoles promedian ingresos de 16 mil dólares al mes.

De todo hay en la villa de YouTube. Los temas más populares después del humor y los videojuegos, se orientan hacia la música, la belleza, la cocina, las reseñas de juguetes, educación, familia, retos, deportes y, cobrando cada vez más fuerza, las reseñas de libros, también conocidos como booktubers.

En la actualidad, los youtubers son más influyentes que las celebridades tradicionales: reciben tres veces mas vistas de sus vídeos, el doble de acciones y 12 veces más comentarios. Destacar entre la multitud no es tan sencillo en este ambiente, pero cuando lo logras, la recompensa puede ser sustancial.

Ser un youtuber de éxito

¿De qué vive un youtuber?

Olvidémonos por un momento de la fama y la fortuna y concentrémonos en generar ingresos, aunque sean pocos. Si ya sabes el tipo de contenido que producirás y estás decidido, lo primero que debes saber es que sólo serás elegible para participar en YPP cuando tu canal haya conseguido mil suscriptores y cuatro mil horas de visualización en los últimos 12 meses. Es decir, deberás esperar un año y haber cumplido las condiciones para comenzar a generar ingresos a través de este programa. Pero, como mencionamos al principio, ésta no es la única manera. Dos estrategias bastante comunes son colocar a la venta productos de merchandising o hacerse de fondos a través de una plataforma de crowfunding. Otros sitios como Patreon funcionan como “tarros de propina”, en los que los fanáticos pueden hacer un pequeño donativo como un gesto de apoyo al youtuber. De hecho, Youtube mismo está desarrollando el suyo.

Creadores con algo más de experiencia, se están asociando con compañías distribuidoras para publicar su contenido, como el trío de comediantes Hannah Hart, Grace Helbig y Mamrie Hart, que juntas acumulan más de cinco millones de suscriptores. O Kurt Hugo Schneider, todavía más audaz, que estrenó su película, College Musical, durante una transmisión en vivo y luego la puso a la venta en iTunes.

Para los más populares e incluso los educativos, las presentaciones en vivo son una estrategia común y rentable. Laci Green combina ambas cosas. Con Sex+ ha logrado expandir su charlas sobre educación sexual a colegios y lugares de reunión de jóvenes adultos. Muchos toman con éxito este camino, otros se aventuran publicando libros, editando discos, creando líneas de ropa o cosméticos, o dando el salto a la televisión, como lo hiciera el mexicano Chumel para HBO Latinoamérica.

Las posibilidades son amplias, y lo son aún más en la medida que aumentan los suscriptores y las vistas a tus vídeos. YouTube es la única red social que le paga a sus usuarios por subir contenidos. Según la revista Economist, los youtubers que participan en YPP con entre 100.000 y 500.000 suscriptores ganarían $ 12.500 por publicación, y entre 500.000 y 1.000.000 alrededor de $ 25.000. Con más de 7 millones el promedio se eleva a $ 300.000 por vídeo patrocinado.

Por todo ello, podemos afirmar que los youtubers se han convertido en los nuevos autónomos del siglo XXI. No obstante, cada uno de ellos debe adaptarse a la legislación vigente de su país para facturar sus ganancias y pagar sus impuestos. Así que, si estás pensando en comenzar una nueva aventura que te permita vivir haciendo lo que más te gusta, en Gestoría Online estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

Una vez que superes el millón de suscriptores no sólo considérate una celebridad, un influencer y una persona de negocios, también puedes considerarte un forjador de la nueva cultura moderna.

Gestoría online para autónomos y sociedades

  • Autónomos 24 € / mes
  • Sociedades 65 € / mes
  • Laboral 14 € / mes
Contacta con nosotros
Consentimiento*